jueves, 2 de febrero de 2017

Terapia Craneosacral


¿En qué nos puede ayudar la Terapia CraneoSacral?

La Terapia Craneosacral se utiliza para tratar una gran variedad de problemas de salud.
Es una terapia tan suave y segura que es apropiada para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés, así como durante el embarazo y posparto, después de una operación, un accidente o en condiciones de fragilidad.

Debido a la suavidad de sus manipulaciones y a sus características de estimulación de los propios recursos de salud del organismo es una técnica muy adecuada para el tratamiento de niños y niñas desde el nacimiento.

Estos son algunos de los temas en los que la terapia puede ayudar:

Dolor de cabeza, cuello y espalda, migrañas
Tensiones musculares y articulares.
Zumbido en los oídos
Cansancio crónico.
Trastornos en la menstruación.
Ciáticas, lumbago
Disfunciones en el útero, quistes ováricos.
Antes y después del embarazo y el parto.
Problemas intestinales, vejiga, próstata,.
Problemas respiratorios, asma bronquial.
Malas digestiones, colon irritable.
Autismo y trastornos de la conducta
Hiperactividad, Insomnio, Depresión, estrés, ansiedad
Problemas viscerales (vesícula, hígado, hernia de hiato).
Problemas de corazón, en el plexo solar.
Las emociones y sus bloqueos.
Dificultades en la deglución, la masticación y la fonación.
Disfunciones de la ATM (articulación temporo-mandibular).
Dificultades de coordinación motora.
Problemas oculares y de audición.

¿Cómo se realiza una sesión?

En respuesta a traumas físicos, tensiones o problemas emocionales, los tejidos del cuerpo se contraen. En ocasiones, esta contracción (energía) queda contenida en el cuerpo, limitando su buen funcionamiento y creando restricciones que provocan problemas que pueden durar años.

El terapeuta utiliza sus manos para intentar liberar estos patrones de restricción; al hacerlo, el cuerpo del paciente tiene la oportunidad de liberar ese patrón / energía restrictiva y encontrar una nueva forma de organizarse.


Durante la sesión, el paciente generalmente permanece tumbado en la camilla y siente el contacto ligero de las manos del terapeuta. El contacto se realiza sobre la misma ropa.

La duración de la sesión suele ser de alrededor de 50-60 min, dependiendo del caso y también de si es un bebé o un adulto.


Cuando se liberan las tensiones, se libera también la energía que antes se utilizaba para mantener la restricción. Por lo tanto, uno de los beneficios de esta terapia es aumentar nuestro nivel de energía, produciendo una relajación muy intensa.


Los efectos de esta técnica son normalmente muy profundos y duraderos.

Unas manos que sienten, escuchan y perciben, unas manos que saben hablar con el cuerpo, lo respetan y ayudan en su proceso de autocorrección.

Nuestra función como terapeutas es la de humildes ayudantes de la sabiduría interna del cuerpo que es la única que realmente sabe cómo ayudar al paciente que viene a la consulta.








Terapeuta: Alexandra Xarrié Maseda













Precio de la sesión: 50€

xarrieterapiasnaturales@gmail.com 
Teléfono 666 33 66 06



Un poco de historia de la Terapia Craneosacral

La Terapia Craneosacral tiene su origen en la Osteopatía (siglo XIX, EEUU), aunque es a finales del siglo XX cuando se expande por todo el mundo.  Es un modo de trabajar con el cuerpo respetando las leyes que rigen su funcionamiento.

Se trata de una técnica manual, sutil y de efecto profundo,  que engancha por su simplicidad y suavidad, aunque detrás hay una base teórica con muchos años de investigación y millones de pacientes que han logrado mejorar su salud gracias a ella.
Esta terapia tiene un efecto muy directo y efectivo en el sistema nervioso central.
El Sistema Nervioso Central (SNC) está formado por la médula espinal, el cerebelo (estos órganos son el centro del ser, sin ellos los sentidos, las emociones y las funciones motoras serían inoperantes) y los nervios. Y es un sistema de comunicación entre nuestro cerebro y  nuestro cuerpo.
Por esta razón, cualquier interferencia a este sistema nervioso va a disminuir la capacidad de comunicación con el cuerpo, causando síntomas y enfermedad al cuerpo.


El sistema craneosacral  está formado por las meninges y el líquido cefalorraquídeo que rodean al sistema nervioso central y produce una pulsación rítmica sutil que es posible sentir en cualquier parte del cuerpo, pero sobretodo en cráneo, columna y sacro, que se denomina Ritmo Cráneo-Sacral (RCS). El ritmo del sistema cráneo-sacral se puede sentir tan claramente como los ritmos cardio-vascular y respiratorio pero, a diferencia de los otros ritmos, el ritmo cráneo-sacral (RCS) se puede evaluar y corregir a través de la palpación.


Este ritmo consiste en unas pulsaciones de seis a doce por minuto, causadas por la rítmica producción y reabsorción del líquido cefalorraquídeo. Este movimiento de contracción y expansión se refleja y transmite a todos los órganos y tejidos corporales.

¿Por qué el movimiento que genera la creación del líquido cefalorraquídeo dentro del sistema cráneo-sacral se puede sentir en todo el cuerpo?

Porque el cuerpo tiene un sistema fascial que une todos los elementos del cuerpo entre sí.
Las fascias son unos tejidos duros que envuelven sin excepción cada estructura del cuerpo, de la más grande a la más pequeña,son un continuo de la cabeza a los pies. Este sistema se encarga de que ningún órgano o estructura se caiga por la fuerza de la gravedad, lo mantiene todo sujeto y unido, evita que el hígado se caiga, que los pulmones y el corazón exploten por un exceso de movimiento y que el intestino no se desprenda al fondo de la pelvis, por poner algún ejemplo.
Todo el sistema fascial es como una red unida entre sí.
Al recibir un movimiento en una parte del cuerpo repercute en el resto.


xarrieterapiasnaturales@gmail.com 
Teléfono 666 33 66 06

2 comentarios :

  1. Muy interesante esta terapia y por lo que veo también sirve para niños.

    ResponderEliminar
  2. Si que lo es, y muy útil tanto en adultos como en niños.
    Gracias por tu comentario, saludos

    ResponderEliminar